Mac & Cheeze

Tenía mucho tiempo queriendo preparar esta receta y no me defraudó. Se trata de unos “mac & cheeze”, o también vi por ahí que le llaman “mac & tease”. El nombre es porque no se prepara con queso. Es una receta 100% vegana que busca replicar el clásico mac & cheese pero con ingredientes más sanos, whole foods, o alimentos integrales, y libre de productos animales. Quienes me conocen saben que desde hace un poco más de un año he estado simpatizando (por así decirlo) con el vegetarianismo y más recientemente con el veganismo. No, no soy vegana, no soy vegetariana, pero sí procuro comer sano y lo que mi cuerpo me pida. Poco a poco he hecho más consciente el acto de comer, preparo y elijo mi comida con plena consciencia de que me estoy alimentando y procuro poner atención a cómo me siento no sólo durante la comida sino también después. ¿Resultado? Pues mi cuerpo me pide cada vez menos carne, cerdo, pollo y leche. Yo presto atención y lo respeto. No, no es una tragedia, no como menos rico, no estoy desnutrida ni siento la necesidad de ahora ponerme una etiqueta en la frente. Al contrario, siento que he expandido muchísimo más mi forma de comer, he conocido nuevos ingredientes y me he dado cuenta que el mundo de la cocina es todavía más amplio de lo que pensaba. Me siento bien, me mantengo en mi peso y cada vez disfruto más los vegetales, igual que disfruto una parrilla, unos nachos con pernil, helados o cualquier otro producto animal cuando tengo ganas de comerlos. Por ahora a mi cuerpo y a mi nos gusta el balance. Eso quiere decir que aunque el sábado me coma una hamburguesa el domingo puedo comer 100% vegano. ¿Quién me dice lo contrario? Creo que además alimentarme así me ha permitido abrir más mi mente, ser más tolerante y también me ha hecho darme cuenta de cuánto juicio hay dentro de nosotros con respecto a estos temas. Mi opinión muy personal es que cada quien es dueño de su cuerpo y por lo tanto cada quien puede llevar el estilo de vida que lo haga feliz. Eso sí, promuevo trabajar la consciencia y apoyo lo que nuestro querido Leonardo DiCaprio dijo al recibir su Oscar: "No tomemos por sentado nuestro planeta". Tampoco tomemos por sentado nuestro cuerpo. Esto no quiere decir que ahora todas las recetas que postearé serán veganas, pero sí tengo ganas de compartir un poco más mi estilo de vida por acá, porque aunque aquí no publico recetas para el día a día, sí les prometí inspirarlos, y eso incluye despertarles la chispa de querer ser más amables con sus cuerpos y con el planeta. 

Esta receta es una mezcla del libro de Emily Von Euw, The Rawsome Vegan Cookbook, y del blog de Sarah Britton, My New Roots. De Emily tomé la salsa hecha a base de batata y de Sarah el topping de semillas de girasol. Incluye un ingrediente que nunca he visto en Venezuela que es nutritional yeast, o levadura nutricional. Es levadura desactivada (es decir, no se puede utilizar para hacer pan) y es proteína vegetal cargada de vitamina B12 (chequear el paquete antes de comprar porque no todas tienen), muchas otras vitaminas y es libre de azúcar y gluten. Se utiliza en cocina para sazonar y tiene un sabor muy parecido al del queso, por lo que funciona como un sustituto del mismo en muchísimas recetas. (Yo la compré en Whole Foods en Estados Unidos, pero si alguien sabe si se consigue en Venezuela avíseme que se lo agradeceré muchísimo). Entonces, si no tienen este ingrediente omítanlo (pero tendrán que ajustar muchísimo la sazón, desconozco el resultado) o si no son veganos o intolerantes a la lactosa y no tienen problema con comer queso sustituyan con queso Parmesano. Seguirá siendo una receta bastante más sana que la del mac & cheese tradicional. ¡Espero que la disfruten!

Mac & Cheeze

Receta de My New Roots y The Rawsome Vegan Cookbook

Ingredientes:

2 tazas de pasta cocinada (yo utilicé pasta de quinoa)

Para la salsa:

2 batatas rosadas medianas

2 cucharaditas de vinagre de manzana

2 cucharaditas de syrup de maple natural (o miel)

1 cucharadita de sal

2 cucharadas de ajo molido

2 cucharadas de levadura nutricional (o queso Parmesano)

¼ de taza de mantequilla de merey (o de alguna semilla)

1 taza de agua

1 cucharadita de cúrcuma

½ cucharadita de pimienta molida

Para el topping:

1 taza de semillas de girasol tostadas

1 cucharada de aceite de coco

2 cucharadas de levadura nutricional

½ cucharadita de sal marina

¼ cucharadita de ajo en polvo

¼ cucharadita de paprika

Perejil para servir

Preparación:

Cocina la pasta según indique el paquete.

Lava y pela las batatas y cocínalas al vapor durante 10 minutos o hasta que estén suaves. En una licuadora o procesador de alimentos coloca las batatas y el resto de los ingredientes menos el agua. Licúa y ve incorporando el agua poco a poco hasta conseguir la consistencia deseada. Mezcla la salsa con la pasta y colócalo todo en una cacerola para hornear.

En un procesador de alimentos coloca todos los ingredientes del topping y procesa varias veces hasta que todo esté bien picadito como un crumble. Coloca la mezcla sobre toda la pasta y lleva la cacerola al horno y cocina hasta que dore el tope, durante unos 10 minutos. Retira del horno y sirve.

*Esta pasta es más rica comerla al momento.