Pho: la sopa vietnamita

Pho: la sopa vietnamita

Siempre he pensado que uno conoce realmente un país cuando prueba su comida y vive costumbres alrededor de la cocina. También creo que es posible al menos transportarse a otro país, así sea momentáneamente, gracias a un plato con los sabores de ese lugar. Lo ideal sería probar la comida y luego, a partir de esa experiencia, tratar de recrearlo en casa con los ingredientes adecuados. Pero no siempre se puede ir a Vietnam cuando te provoca probar su sopa más famosa, pho, por ejemplo. Así que lo que queda es leer mucho, investigar, buscar posibles sustitutos y tratar de hacerlo de la manera más tradicional posible. El resultado es una idea de lo que puede ser estar en ese lugar y el escape de los sabores que nos rodean diariamente. Eso quise lograr con esta sopa. Claro, yo estoy en Venezuela y hacerlo completamente tradicional no fue posible, pero creo que me acerqué bastante. Este plato gira en torno al caldo de carne y especias, lo demás son los adornos, así que hay que ponerle especial atención y dedicación a este primer paso. Después disfrutarlo, y si sobra por favor probarlo al día siguiente, porque este caldo solo se pone mejor y mejor con el tiempo. 

Pho

Fuentes: Viet World Kitchen y The Kitchn

Ingredientes:

Para el caldo

2 cebollas

1 trozo de jengibre

2kg de huesos de carne para sopa (tuétano y nudillo)

5 estrellas de anís

6 clavos

1 rama de canela

4 cucharadas de salsa de pescado

Sal al gusto

1 cucharada de azúcar

Para servir

1 paquete de fideos de arroz

200g de lomito fileteado (o pollo)

3 cebollines picados

1 chile o jalapeño

2 rodajas de limón

1 taza de brotes de soya

1 taza de hierbas (cilantro, albahaca, menta)

Sriracha

Preparación:

Rostiza las cebollas y el jengibre sobre una estufa, en la parrilla o en el horno en broil. Deja la piel quemar durante unos 15 minutos. Deja enfriar y quita la piel quemada.

En una olla grande con suficiente agua coloca los huesos y llévalo a un hervor. Con una cuchara remueve la espuma que se genera por los huesos y descártala. Agrega el resto de los ingredientes y déjalo en un hervor suave durante una hora y media. Retira los huesos y deja el caldo hervir durante una hora más. Pasa el caldo por un colador para descartar las especias y ajusta la sazón si hace falta.

Cocina el pollo previamente sazonado con sal y pimiento. Pícalo en rodajas delgadas y reserva. Cocina los fideos como indique el empaque y sírvelos en los bowls. Agrega el caldo caliente y el resto de los toppings junto con el pollo. Sirve inmediatamente.