Polenta en tres presentaciones

Polenta en tres presentaciones

Este post comenzó siendo sobre ideas de recetas hechas con harina de cachapa que no fueran cachapa, pero resulta que ya no se consigue tampoco y mi post murió rápidamente. Pero como una de esas ideas que quería probar era la polenta, decidí prepararla con maíz molido y presentarles tres ideas diferentes para servirla.

Lo asumí como un súper reto porque siempre he leído que la polenta es muy difícil de preparar, que si no tienes el producto italiano no deberías ni intentarlo y hasta hoy lo veía como un plato para comer sólo si tenías la dicha de visitar alguna ciudad italiana. Pero investigando un poquito más me di cuenta de que no necesariamente era tan difícil. Sí, la preparación es sencilla, y el verdadero reto está en lograr una consistencia cremosa y un intenso sabor a maíz, pero no es para temerle. Esta última parte yo no la logré como me hubiera gustado pero creo que poco a poco me iré acercando. También depende mucho del maíz que se utilice, así que la próxima probaré con otro.

La polenta es divina y puede servirse sola, como un entrante o como acompañante. Aquí les presento tres formas de servirla para adaptar a la comida que se esté preparando o al gusto de quien vaya a comerla. La primera es con ragú de chistorra y microgreens de Chiquigreens de maíz, la segunda con echalote y espinacas rostizadas, y la tercera con hongos y Parmesano.

Polenta en tres presentaciones

Ingredientes

1 taza de maíz molido

4 tazas de agua

3 cucharadas de queso Parmesano

1 cucharada de mantequilla

Para el ragú de chistorra

2 cucharadas de aceite de oliva

2 chistorras

1 cebolla picada en cuadritos

1 cucharada de ajo picado

4 cucharadas de tomate en pasta

1 tomate picado

½ taza de agua

1 cucharadita de vinagre balsámico

2 hojas de albahaca picada

Sal y pimienta al gusto

Para los echalote y espinacas rostizadas

4 echalotes

1 puño de hojas de espinaca

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Para los hongos

4 hongos

1 cucharadita de ajo picado

1 cucharada de aceite de oliva

Sal y pimienta

Preparación

Para la polenta moler una taza y media de maíz entero o utilizar una taza de maíz ya molido. Llevar el agua y la sal a un hervor y agregar el maíz. Revolver y bajar el fuego. Dejar cocinar de 30 a 40 minutos removiendo constantemente para evitar que se pegue al fondo de la olla. Cuando adquiera la consistencia deseada, idealmente espesa y cremosa, agregar el queso y la mantequilla. Apagar el fuego y dejar reposar diez minutos. Servir caliente.

Para el ragú coloca el aceite de oliva en una ollita y agrega las chistorras sin la membrana que la cubre haciéndola pedacitos. Cocinar hasta que agarre color y agregar la cebolla. Cocinar cinco minutos o hasta que esté transparente y añadir el ajo. Cocinar por un minuto más y agregar los tomates, la pasta de tomate y el agua. Bajar el fuego y dejar cocinar durante diez minutos o hasta que esté espesa, removiendo de vez en cuando. Agregar el vinagre balsámico, la albahaca, la sal y la pimienta. Dejar cocinar dos minutos más y retirar del fuego. Servir sobre la polenta con microgreens de maíz y queso Parmesano.

Para los echalotes calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén y agregar las mini cebollitas. Dejar rostizar y añadir la espinaza. Sazonar con sal y pimienta, cocinar por un minuto y retirar del fuego. Servir sobre la polenta.

 

Para los hongos calentar un chorritos de aceite de oliva en un sartén. Añadir el ajo y los hongos y cocinar de tres a cinco minutos. Sazonar y servir sobre la polenta con queso Parmesano.