Respeto al ramen instantáneo

Respeto al ramen instantáneo

Hace un tiempo leí una entrevista al chef Roy Choi en la que hablaba del ramen instantáneo. Decía que éste no recibía el respeto que merecía; que para los jóvenes en Corea prepararlo era casi un ritual y que para los coreanos es como el sándwich de mantequilla de maní y mermelada de los americanos. En esa entrevista le hacían un video en el que demostraba cómo lo preparaba él y la verdad hacía agua la boca. Yo tengo que aceptar que todas estas sopitas de fideos instantáneas son un placer culposo para mí. Sí, me gusta la Maruchán, los Noodle Cups, Top Ramen, etc., y siempre sentí un poco de vergüenza por eso. Las he visto por mucho tiempo como una comida medio deprimente (porque cocinar en el microondas es bastante deprimente),  de esas que comen los personajes más solitarios y tristes en las películas. Pero son ricas pues, ¿para qué negarlo? Por eso después de ver este video me sentí reconfortada y pensé que tal vez no estaba tan equivocada en la vida.

Mi novio, que también disfruta estas sopitas, me dijo en aquella oportunidad que la probáramos al estilo Roy Choi y eso hicimos. Pusimos los fideos en agua en una olla (no cocinamos en microondas) y le agregamos un poquito de soya, un par de huevos para que se cocinaran pochados, cebollín y los servimos con una lámina de queso, ajonjolí y limón. ¡Lo máximo! A partir de ese momento cuando hemos querido resolver una comida rápida, pero más rica y menos chatarra, hemos preparado este ramen instantáneo variando uno que otro ingrediente. No es lo que me gusta comer siempre, no creo que sea sano alimentarse de esto, pero de vez en cuando no pasa nada. Así que para los días de flojera, para cuando no tengan mucho tiempo, para un domingo de películas o para cuando encuentren uno de estos paqueticos en su casa: ¡Ramen instantáneo! y con respeto.

Para éste utilicé lomo de cochino, espinaca, huevo, cebollín, ajonjolí negro, aceite de ajonjolí, soya y sriracha. ¡Buen provecho!

Ramen instantáneo

Para 1 persona

Ingredientes:

2 tazas de agua

1 paquete de Top Ramen

1 huevo

80g de lomo de cochino rebanado

1 puño de espinaca

½ tallo de cebollín

½ cucharadita de ajonjolí negro

½ cucharada de aceite de ajonjolí

1 chorrito de soya

Sriracha al gusto

Preparación:

En un caldero o sartén cocina las rebanadas de lomo de cochino hasta que estén bien doradas y cocinadas por dentro.

Coloca dos tazas de agua en una olla y llévala a un hervor. Agrega los fideos y deja cocinar por 3 minutos. Añade el huevo y déjalo cocinar un minuto. Retira la olla del fuego y sirve en un plato. Agrega la espinaca, cebollín, lomito, ajonjolí y sriracha. Servir inmediatamente.