39C0C75F-F8FD-4E83-9B5D-20B4C9C26008.JPG

¡Hola!

¡Bienvenidos a La Punnet! Aquí encontrarán inspiración para comer rico, inteligente y - la mayoría de las veces - saludable.

     

  

    
       
      
         
          
             
                  
             
          

          

         
      
       
    

  


     Les confieso que tenía mucho tiempo sin comer pescado y lo extrañaba mucho. Esta semana compré y el día que iba a prepararlo se fue la luz en mi casa, una vez más. Pero el antojo era tal que decidí seguir adelante con mi plan (gracias Dios por el gas). Personalmente siento que el pescado debe prepararse siempre muy sencillo. Si está fresco, no necesita mucho más. Mi proceso creativo fue como el de siempre: abrí la nevera y vi que había. No le den a nadie mi secreto. Lo bonito de la presentación se debe a que estaba muy aburrida sin luz y le dediqué un poquito más de cabeza. Pero creo que es un plato sencillo, fácil y bastante reconfortante que se puede presentar de una forma mucho más sencilla. Los colores harán el trabajo de la presentación. Básicamente se sancochan los guisantes, se cocinan las papas rebanadas en un sartén y en ese mismo puedes cocinar el pescado. Se hornea sólo 5 minutos y ya está listo para servirse. Qué rico un buen pescadito. ¡Disfruten!      

  

    
       
      
         
          
             
                  
             
          

          

         
      
       
    

  


       PESCADO POCHADO EN LECHE DE MEREY     Ingredientes:   2 filetes de merluza o pescado blanco sin piel  1 taza de leche de merey  1 diente de ajo machacado  1cm de jengibre machacado  1 taza de guisantes frescos  1 papa mediana  Sal  Pimienta  Aceite de oliva  2 tazas de cilantro fresco  ½ taza de aceite neutral como el de pepita de uva   Preparación:   Para los guisantes, llena una olla con agua hasta la mitad y añade suficiente sal, hasta que ésta sepa a agua salada. Lleva el agua a un hervor y añade los guisantes. Cocina hasta que estén suaves, alrededor de 3 minutos. Retira los guisantes del agua y sumérgelos en agua con hielo para parar la cocción y que mantengan su color. Cuélalos inmediatamente y reserva.   Para los chips de papa, lávala bien y rebana con una mandolina muy delgaditas, de manera de que se transparenten pero aguanten su forma. Calienta un sartén con un poquito de aceite de oliva, únicamente para que no se quemen. Cocina las papas hasta que comiencen a arrugarse y dorarse ligeramente. Voltéalas y repite por el otro lado. Déjalas enfriar sobre una rejilla cada una por separado.   Para el aceite de cilantro llena la mita de una olla con agua y llévala a un hervor. Una vez comience a hervir añade el cilantro, apaga el fuego y déjalo por 20 segundos. Retíralo del agua y sumérgelo en agua con hielo al igual que los guisantes. Una vez hayas parado la cocción, cuélalo y exprime bien el agua. Licua el cilantro con el aceite neutral y una pizca de sal. Cuela y reserva el aceite.   Para el pescado precalienta el horno en 180ºC/350ºF. Sazona los filetes con sal gruesa y pimienta negra recién molida. Yo quise dorarlos un poquito antes de pocharlos, pero puedes obviar ese paso y cocinarlos directamente en el líquido. También puedes utilizar filetes con piel y dorar el lado de la piel para mantenerla crujiente. Calienta un poquito de aceite de oliva en un sartén que pueda ir al horno y dora la primera cara del pescado. Voltéalos y apaga el fuego. Añade la leche de merey, el diente de ajo y el jengibre. El líquido debe llegar hasta máximo la mitad de los filetes. Lleva el sartén al horno y cocina por 5 minutos.   Sirve el pescado en un plato semi hondo y añade un poquito del líquido en donde se cocinó. Sirve los guisantes y añade unas gotas del aceite de cilantro sobre la leche de merey. Añade los chips de papa por encima. Puedes acompañarlo con una ensalada fresca y hojas de menta.

_DSC2136.jpg

Les confieso que tenía mucho tiempo sin comer pescado y lo extrañaba mucho. Esta semana compré y el día que iba a prepararlo se fue la luz en mi casa, una vez más. Pero el antojo era tal que decidí seguir adelante con mi plan (gracias Dios por el gas). Personalmente siento que el pescado debe prepararse siempre muy sencillo. Si está fresco, no necesita mucho más. Mi proceso creativo fue como el de siempre: abrí la nevera y vi que había. No le den a nadie mi secreto. Lo bonito de la presentación se debe a que estaba muy aburrida sin luz y le dediqué un poquito más de cabeza. Pero creo que es un plato sencillo, fácil y bastante reconfortante que se puede presentar de una forma mucho más sencilla. Los colores harán el trabajo de la presentación. Básicamente se sancochan los guisantes, se cocinan las papas rebanadas en un sartén y en ese mismo puedes cocinar el pescado. Se hornea sólo 5 minutos y ya está listo para servirse. Qué rico un buen pescadito. ¡Disfruten!

_DSC2151.jpg

PESCADO POCHADO EN LECHE DE MEREY

Ingredientes:

2 filetes de merluza o pescado blanco sin piel

1 taza de leche de merey

1 diente de ajo machacado

1cm de jengibre machacado

1 taza de guisantes frescos

1 papa mediana

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

2 tazas de cilantro fresco

½ taza de aceite neutral como el de pepita de uva

Preparación:

Para los guisantes, llena una olla con agua hasta la mitad y añade suficiente sal, hasta que ésta sepa a agua salada. Lleva el agua a un hervor y añade los guisantes. Cocina hasta que estén suaves, alrededor de 3 minutos. Retira los guisantes del agua y sumérgelos en agua con hielo para parar la cocción y que mantengan su color. Cuélalos inmediatamente y reserva.

Para los chips de papa, lávala bien y rebana con una mandolina muy delgaditas, de manera de que se transparenten pero aguanten su forma. Calienta un sartén con un poquito de aceite de oliva, únicamente para que no se quemen. Cocina las papas hasta que comiencen a arrugarse y dorarse ligeramente. Voltéalas y repite por el otro lado. Déjalas enfriar sobre una rejilla cada una por separado.

Para el aceite de cilantro llena la mita de una olla con agua y llévala a un hervor. Una vez comience a hervir añade el cilantro, apaga el fuego y déjalo por 20 segundos. Retíralo del agua y sumérgelo en agua con hielo al igual que los guisantes. Una vez hayas parado la cocción, cuélalo y exprime bien el agua. Licua el cilantro con el aceite neutral y una pizca de sal. Cuela y reserva el aceite.

Para el pescado precalienta el horno en 180ºC/350ºF. Sazona los filetes con sal gruesa y pimienta negra recién molida. Yo quise dorarlos un poquito antes de pocharlos, pero puedes obviar ese paso y cocinarlos directamente en el líquido. También puedes utilizar filetes con piel y dorar el lado de la piel para mantenerla crujiente. Calienta un poquito de aceite de oliva en un sartén que pueda ir al horno y dora la primera cara del pescado. Voltéalos y apaga el fuego. Añade la leche de merey, el diente de ajo y el jengibre. El líquido debe llegar hasta máximo la mitad de los filetes. Lleva el sartén al horno y cocina por 5 minutos.

Sirve el pescado en un plato semi hondo y añade un poquito del líquido en donde se cocinó. Sirve los guisantes y añade unas gotas del aceite de cilantro sobre la leche de merey. Añade los chips de papa por encima. Puedes acompañarlo con una ensalada fresca y hojas de menta.

Pudín de arroz con leche de coco y rosas

Pudín de arroz con leche de coco y rosas