39C0C75F-F8FD-4E83-9B5D-20B4C9C26008.JPG

¡Hola!

¡Bienvenidos a La Punnet! Aquí encontrarán inspiración para comer rico, inteligente y - la mayoría de las veces - saludable.

Mis primeras hallacas

Mis primeras hallacas

_DSC6684.jpg

Hace poco entendí el verdadero significado de las tradiciones. Hasta este año para mí la Navidad significaba hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina, pernil, ponche crema y turrón, como excusa para reunirnos en familia y beber un poco de más. Bueno, para mí y para posiblemente la mayoría de los venezolanos. Pero este año en particular que una buena porción de mi familia emigró, entendí que para que las tradiciones sean tales, alguien tiene que estar ahí aprendiéndolas y dispuesto a replicarlas.

Yo siempre he participado en las tradiciones navideñas en mi casa, pero más desde el puesto de quien disfruta y ayuda un poquito aquí y allá, que desde el puesto de quien hace el trabajo pesado. Es comodidad y también asumir que siempre la Navidad llegará a mí sea como sea. Cuando decidí hacer hallacas fue porque me di cuenta de que si no tomaba el rol de trabajar, pues hasta aquí llegaba la tradición para mí. No lo veo desde el punto de vista dramático y triste, al contrario; me parece bonito entender que detrás de cada tradición que existe, hay personas que decidieron cambiar de rol para rescatar un momento especial, algo que te hace sentir en casa a ti y a todo el que participe en ella. Las tradiciones se trabajan, requieren de esfuerzo; pero poder replicar sabores, sensaciones y emociones que vienen de otras generaciones que quizás nunca conocerán a otras futuras que las vivirán, me parece mágico. Además, siempre se le puede agregar una que otra cosa nueva para hacerla más tuya.

Dicho todo esto y sin entrar en receta como tal, porque cada quien tiene su receta de hallaca, sólo los invito a prepararlas si en algún momento les provoca hacerlas. La verdad lo que se necesita es organización, buena música y apetito para probar y probar el guiso hasta llegar al punto que quieras. Recuerden buscar ese balance entre dulce, ácido y si tiene un ligero toque picante mejor. Disfruten el momento y ¡Feliz Navidad!

Ensalada de repollo morado y batata

Ensalada de repollo morado y batata

Koftas de cerdo con muhammara de ají dulce

Koftas de cerdo con muhammara de ají dulce