39C0C75F-F8FD-4E83-9B5D-20B4C9C26008.JPG

¡Hola!

¡Bienvenidos a La Punnet! Aquí encontrarán inspiración para comer rico, inteligente y - la mayoría de las veces - saludable.

Ensalada de nachos de lentejas

Ensalada de nachos de lentejas

_DSC2779.jpg

La intención de esta receta era hacer unos nachos bien sanos con full vegetales, pero todo el que vio el plato o las fotos me dijo “¡Qué bella ensalada!”. Así que acepto el fracaso y la llamaré ensalada. Estos “nachos” están hechos con harina de lenteja y son un snack o acompañante demasiado versátil. Se pueden comer así solos, como sustituto de esa galletica o pan que a veces provoca con una sopa, como croutones, como tostada, para acompañar algún dip, etc. Se puede cortar de mil formas diferentes y hacer con diferentes harinas para variarles el sabor.

Como la intención inicial era hacer unos nachos, yo la acompañé con el queso fundido de merey y una salsa de tomate rostizada que es una delicia con absolutamente todo. Las tres cosas son increíblemente fáciles y rápidas de hacer, además es un plato con proteína vegetal, grasas buenas y un montón de vegetales (¡Punto para todos!). Moldéenla a su gusto y dejen volar su imaginación.

NACHOS DE LENTEJA

Receta adaptada de My New Roots

Ingredientes:

Para las tortillas:

250g de harina de lenteja

1 ½ cucharadita de sal

1 cucharadita de pimienta negra

1 cucharadita de paprika

1 cucharadita de polvo de hornear

60ml de aceite de coco, oliva o aguacate

5 cucharadas de agua tibia

Para la salsa de tomate rostizado:

3 tomates

½ cebolla

3 dientes de ajo

1 cucharadita de sal

Para los nachos:

Tortillas de lenteja

½ taza de tomate picado

2 cucharadas de cilantro picado

1 ½ taza de repollo morado picado

½ taza de granos de maíz

Rúgula

“Queso fundido” de merey

Salsa de tomate rostizado

Preparación:

Cuela la harina de lenteja, polvo de hornear, sal, pimienta y paprika en un bowl. Añade el aceite de coco y mezcla bien con tus manos hasta que la mezcla se vea arenosa. Agrega 5 cucharadas de agua tibia y mezcla hasta formar una masa. Si es necesario, añade una cucharada de agua tibia a la vez, hasta conseguir la consistencia deseada.

Calienta el horno a 175ºC/350ºF. Divide la masa en dos y trabaja en dos tandas. Coloca la primera parte de la masa sobre papel encerado o una lámina de silicone, aplastándola hasta formar un disco. Cúbrela con papel plástico y estírala utilizando un rodillo. Mientras más delgada la masa, más crujientes las tortillas.

Corta la masa formando triángulos y pasa todo el papel o silicone con masa a una bandeja para hornear. Hornea de 10-12 minutos, o hasta que las tortillas estén crujientes. Se queman de un segundo a otro, así que mantenles un ojo puesto. Repite el proceso con la segunda mitad de la masa. Las tortillas pueden guardarse en un contenedor una vez hayan enfriado por completo.

Para la salsa de tomate rostizado, coloca los tomates, cebolla y ajo en una bandeja para hornear previamente engrasada o sobre una lámina de silicone. Hornea en broil por 20 minutos o hasta que los vegetales se vean ligeramente chamuscados. Deja enfriar y tritúralos con sal y un poquito de aceite de oliva o agua si la quieres menos espesa.

Para los nachos haz capas de rúgula, tortillas de lentejas, tomate, maíz, cilantro y repollo morado. Añade queso fundido de merey y la salsa de tomate.

Tostada de lentejas bebé y guacamole de remolacha

Tostada de lentejas bebé y guacamole de remolacha

Queso fundido de merey

Queso fundido de merey