39C0C75F-F8FD-4E83-9B5D-20B4C9C26008.JPG

¡Hola!

¡Bienvenidos a La Punnet! Aquí encontrarán inspiración para comer rico, inteligente y - la mayoría de las veces - saludable.

Cebada perlada, auyama rostizada y hongos

Cebada perlada, auyama rostizada y hongos

_DSC2411.jpg

Comer sano mucha gente lo relaciona a comer aburrido, desabrido y limitado, pero nada más alejado a la realidad. Querido lector: si eres de las personas que piensa esto, con mucho amor te digo que eso es falta de creatividad, más nada. Para comer sano hay que empezar a ver y reconocer todos los ingredientes que hay disponibles. Incluso en Venezuela, donde tenemos una escasez terrible y cada día se hace más difícil encontrar comida, todavía hay opciones para ampliar el menú. Para empezar a trabajar esta creatividad, los invito a quitar el piloto automático y la próxima vez que vayan al mercado compren cosas diferentes, aunque no las hayan probado antes o no estén muy claros de cómo se preparan (esto último se resuelve con Internet). Por ejemplo, si siempre compran lechuga, tomate y calabacín, esta vez agreguen al carrito berenjena, espinaca y celery. La idea es descubrir nuevos sabores y también nuevas formas de prepararlos. Para esta receta me hubiese encantado utilizar cebada en vez de cebada perlada, pero ahí sí me jugó en contra el tema Venezuela. La cebada perlada no es un cereal entero, pero es una opción diferente para variar el menú de vez en cuando. Si tienen la oportunidad de comprar el cereal entero, háganlo y aumenten el tiempo de cocción unos 30 minutos (vayan probando). 

 

CEBADA CON AUYAMA ROSTIZADA Y HONGOS

Ingredientes:

½ taza de cebolla picada en cuadritos

½ cucharada de ajo molido

1 taza de cebada perlada

3 tazas de agua (o caldo)

1 taza de hongos picados

1 taza de auyama picada

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Salvia (opcional)

Preparación:

En una olla grande calienta 1 cucharada de aceite de oliva y cocina el ajo y la cebolla hasta que estén suaves y fragantes. Añade la cebada y el agua o caldo. Sazona con sal y pimienta.

Lleva a un hervor y una vez empiece a hervir, baja el fuego a medio, cubre con una tapa y cocina por 25 minutos.

De vez en cuando revisa la olla. Si se seca antes de que esté listo, añade un poco más de líquido. Si está listo y queda mucho líquido en la olla, puedes colarlo y descartar el exceso. La cebada perlada debe quedar al dente.

Mientras tanto hornea la auyama a 350ºF/180ºC en una bandeja con un poco de aceite de oliva hasta que esté suave y ligeramente dorada (o muy dorada si te gusta como a mí) por 20 minutos aproximadamente. Sazona con sal y pimienta y reserva.

En un sartén bien caliente saltea los hongos rápidamente en aceite de oliva, de manera que se doren antes de que empiecen a botar mucho líquido. Sazona con sal y pimienta. Los hongos también pudiesen agregarse al principio junto con la cebolla y el ajo y cocinarse junto con la cebada.

Sirve la cebada con auyama rostizada, hongos y hojas de salvia.

Chili vegetariano

Chili vegetariano

Radicchio al grill con toronja, naranja y aguacate

Radicchio al grill con toronja, naranja y aguacate