Patricia CarmonaComment

Bowl de frijoles con hojas de brócoli, espinaca y queso Parmesano

Patricia CarmonaComment
Bowl de frijoles con hojas de brócoli, espinaca y queso Parmesano
_DSC2299.jpg

En esta introducción quiero escribirles sobre lo importante que es hacer una pausa de vez en cuando para conectar con tu intención, con tu intuición, para replantearte cosas y no seguir en piloto automático. Pero la verdad es que, aunque creo en lo que dije anteriormente, hacer pausas me genera angustia, me hace sentir culpable y que no soy constante. Sin embargo, esta pausa que me tomé con el blog me ha ayudado a pensar un poco de dónde viene lo que aquí comparto, qué busco comunicar y si lo estoy haciendo efectivamente.

Siempre escribo cosas que vivo y pienso, e insisto en tratar de inspirarlos, pero ¿cómo? No he encontrado esa delgada línea entre utilizar esta plataforma de una manera creativa pero también hacerla real. Creo que para hacerla real también tengo que hacerla más personal, pero siempre temo pararme sobre la privacidad de los míos.

Lo cierto es que poco a poco quisiera descubrir ese punto de encuentro entre el tipo de recetas que me gusta compartir por aquí y lo que realmente vivo, creo y practico. También ser más responsable con los recursos que utilizo para generar contenido. Para ser más clara, por ejemplo, muchas personas me preguntan cómo no estoy obesa con todo lo que cocino todo el tiempo, y me escucho respondiendo a cada rato que en realidad yo no me como todo lo que cocino. Las razones varían, pero al final se resumen en que los platos que aparecen en La Punnet no son la forma en la que yo me alimento en mi día a día. Es por esto que dejo de sentir mi contenido auténtico y empiezo a preguntarme si estoy haciendo las cosas bien.

Así que me presento de nuevo, y ahora un poco más transparente: Mi nombre es Patricia y desde hace mucho, mucho tiempo, me he interesado en el rol de la alimentación en la salud física, mental y espiritual. He eliminado bastante las carnes rojas de mi alimentación diaria y disminuido en general las proteínas animales, me gusta ver vegetales en mi plato, lucho contra las ganas de comer dulce y poco a poco estoy aprendiendo a comer más frutas. No le pongo etiquetas porque sé que estamos cambiando constantemente y que lo que me gusta hoy no necesariamente me gustará o servirá mañana. Y aunque hasta ahora esto sólo había sido un interés bastante relajado, la vida me puso una oportunidad gigante en frente para decidir si tomármelo más en serio y si compartir éste interés con quienes me leen. Pero sobre eso les contaré más en un próximo post. Por ahora, les comparto estos frijoles, inspirados en una receta de Bon Appétit. Un plato más parecido a lo que me gusta almorzar un día de semana, por ejemplo, y uno que me devoré al terminar las fotos (aunque el pan y el Parmesano no tanto, ya que estamos en una onda transitoria y de sinceridad, pero poco a poco).

*No se si se le llama brócoli, brocolini, broccoletti o grelo, pero hace poco compré este primo del brócoli convencional. Trae muchas, muchas hojas y pocos tallos del vegetal como tal. Me pareció que lo lógico era que se pudiera usar las hojas también, si no el desperdicio sería épico y triste. Por lo que me aventuré a probarlas y me encantaron. Consejo del día: usen todo el vegetal si es posible.

Bowl de frijoles con hojas de brócoli, espinaca y queso Parmesano

Receta inspirada por Bon Appetit

Ingredientes:

2 tazas de frijoles (black eyed peas)

2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla

3 dientes de ajo

2 tazas de espinaca

*2 tazas de hojas de brócoli

Sal

Pimienta

2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

¼ taza de queso parmesano para servir (opcional)

Pan tostado para servir  (opcional)

Preparación:

Deja los frijoles remojar en agua durante toda la noche con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

A la mañana siguiente descarta el agua, lávalas bien y colócalas en una olla grande cubiertas de agua fresca. Agrega otra cucharadita de bicarbonato de sodio y cocínalas a fuego medio hasta que estén suaves, alrededor de 40 minutos.

Mientras tanto calienta 2 cucharadas de aceite de oliva en un sartén y cocina 1 cebolla picadita y 3 dientes de ajo machacados hasta que estén suaves y traslúcidos. Poco a poco añade las hojas de espinaca y de brócoli, esperando a que cada tanda se “marchite” de manera de no abarrotar el sartén. Una vez hayas agregado todas las hojas verdes, sazona con sal y pimienta.

Cuando los frijoles estén suaves y se haya evaporado una parte del agua, añade los vegetales cocinados y deja cocinar unos 10 minutos más. Sazona con sal y pimienta y pruébalas hasta alcanzar la sazón que te guste.

Divide los frijoles en bowls y añade un poco de queso Parmesano por encima, junto con una pieza tu pan favorito bien tostado.