Sopa de yogurt y cebada perlada

Sopa de yogurt y cebada perlada

Yottam Ottolenghi es un chef y escritor de libros de cocina nacido en Jerusalén y basado en el Reino Unido. Se ha hecho muy famoso por su estilo de cocina, influenciado por los sabores del medio oriente y también por su inclinación hacia los platos vegetarianos, con la gran utilización de vegetales de formas inesperadas. Pero también se ha hecho famoso por sus libros, cuatro en total,  y todos best sellers. Jerusalem es uno de ellos, escrito junto a Sami Tamimi, y uno muy especial. El libro fue publicado a finales del 2012 y fue un completo fenómeno. Se trata de un compendio de 120 recetas propias de la capital de Israel que maravilló a los occidentales. Todo el mundo comenzó a hablar del libro en diferentes redes sociales y medios, y la gente empezó a compartir las recetas hechas con el libro en diferentes plataformas digitales. El libro por supuesto ganó el premio James Beard al mejor libro internacional y hoy en día es una referencia de la cocina del medio oriente.

Recuerdo que desde su lanzamiento me llamó la atención y lo guardé en mi wishlist de Amazon. Todavía sigue allí, no sé por qué no lo he comprado, pero hace poco conseguí cebada perlada, un grano de trigo pulido que se prepara como el arroz, y buscando una receta diferente para prepararla di con esta sopa de yogurt caliente de Jerusalem de Ottolenghi. Por supuesto quise probarla inmediatamente. Aproveché también para probar el yogurt griego de Amaranto, una marca venezolana, que tenía tiempo viendo en diferentes tiendas.

La receta original es con menta pero no tenía y aproveché para darle mi toque personal: le agregué guisantes naturales para darle una textura más a la sopa, cosa que nada tiene que ver con la menta que aporta es aroma y sabor, pero ese fue mi aporte (con todo el respeto a los señores Ottolenghi y Tamimi, que estoy segura que su receta está perfecta como ellos la escribieron).

La sopa es muy fácil de preparar: se mezcla el yogurt con un huevo y se agrega con muchísimo cuidado a la cebada cocinada en agua para evitar que el yogurt se corte. A eso se le agregan las cebollas y guisantes salteados con un poquito de mantequilla, se sazona y se sirve con cebollín y perejil. Es un plato súper diferente, reconfortante y especial. Ya me convencí de comprar el libro. Si quieren probar la receta original sólo quiten los guisantes y agreguen menta en su lugar. 

Sopa de yogurt y cebada perlada caliente

Para 4

Ingredientes:

¾ taza de cebada perlada

5 tazas de agua

1 cebolla picada finamente

½ taza de guisantes naturales

2 cucharadas de mantequilla

1 huevo

1 taza de yogurt griego

¼ taza de perejil picado

1 cebollín picado

Sal y pimienta al gusto

Preparación:

En una olla grande lleva la cebada y el agua a un hervor, agregando una cucharadita de sal. Deja cocinar hasta que la cebada esté al dente durante unos quince minutos. Retira del fuego.

Mientras la cebada se cocina saltea la cebolla con la mantequilla en un sartén a fuego medio de diez a quince minutos, o hasta que la cebolla esté suave y transparente. Agrega los guisantes y cocina cinco minutos más.

En un bowl mezclar el yogurt y el huevo. Agrega tres cucharadas del agua con la cebada, una por una y moviendo constantemente para templar el yogurt y el huevo y que no se corte. Agrega toda la mezcla del yogurt a la olla, mezcla bien y vuelve a llevarla al fuego. Añade las cebollas y los guisantes y mezcla bien. Sazona con sal y pimienta al gusto. Sirve en los platos con perejil y cebollín.