Artesano Cafetería

Artesano Cafetería
DSC_4712.jpg

Este post debía haber salido hace como 5 meses, pero cuando tuve las fotos listas empezaron las protestas en Venezuela. Vivimos momentos muy duros y el blog pasó a un segundo plano para mí. Hoy, aunque seguimos básicamente en la misma situación, encuentro un mejor momento para escribir en micro sobre el país en el que quiero vivir.

Llegué a este lugar gracias a Mirla, una gran amiga que me regaló el yoga (Mirla tiene los mejores datos sobre cafés en Caracas). Casualmente otras personas me lo recomendaron así que finalmente fui a ver de qué se trataba. Artesano Cafetería abrió en el año 2011 en una antigua pollera en el Centro de Caracas, diagonal a la Plaza Bolívar. Se especializan en café, por supuesto, pero también producen pan, charcutería, salsas, etc. Sigan leyendo.

Originalmente tenían un local en La Candelaria mucho más informal, así que cuando abrieron en el Boulevard Panteón utilizaban el de La Candelaria como centro de producción, llevando todo a pie o en carrito por puesto. El nuevo local era sólo un pedacito de lo que es hoy, todavía lleno de escombros. Poco a poco fueron sacándolos y quitando capas de pared  y piso, hasta que dieron con la fachada original. El edificio es de los años 20 y sus dueños, Ángel y Vanessa, querían volver a la fachada original para rescatar la personalidad del lugar. Cuenta Vanessa con nostalgia y orgullo que en ese mismo edificio, La Torre, tocó La Billo's por primera vez. Así que definitivamente se trata de un lugar emblemático para los caraqueños.

Además de los cafés tradicionales, en Artesano tienen creaciones originales que, para mí, le dan la personalidad al lugar. El menú de estos cafés está dibujado en la parte superior de la entrada. El Guaro, por ejemplo, es un espresso con azúcar de naranja y cocuy, y el Adriana es un espresso con crema, papelón y canela. Aunque por ahora el café lo compran a un proveedor, entre sus planes está poder producir el café ellos mismos en el piso de arriba del local. Además, quieren poder certificar a los muchachos que preparan el café y que se conviertan en baristas con todas las de la ley. Ángel y Vanessa consideran Artesano una escuela para jóvenes venezolanos y ponen su grano de arena para que en un futuro haya mejor servicio, mejor comida y hasta nuevos locales en todo el país.

En Artesano también preparan unos golfeados espectaculares, sándwiches, tortas, galletas y más. La mayor sorpresa que me llevé fue saber que producen in-house todo lo que son los panes, charcutería y salsas; e incluso que su visión es poder producir hasta los vegetales para los sándwiches. No es común este concepto en Caracas y si tienen un tiempito leyéndome, saben que me emociona infinitamente.

Los invito entonces a perderle el miedo al Centro, ir a conocer Artesano y tener una pequeña muestra del país en el que muchos queremos vivir.