Patricia CarmonaComment

Waffle sandwich y la espontaneidad

Patricia CarmonaComment
Waffle sandwich y la espontaneidad

Hay mañanas en las que uno se levanta y quiere algo diferente. Sin rutina, sin mucha planificación, sin preocupaciones.  Cuando somos espontáneos dejamos que la vida nos sorprenda y muchas veces nos sorprendemos nosotros mismos también. Así surgen los momentos más memorables, las grandes ideas, los aprendizajes más trascendentales. Así vivimos. Practicar la espontaneidad es vital para mantener viva la creatividad, la emoción y el interés. Para mí puede ser con algo tan tonto como preparar un desayuno diferente y agarrar la cámara. El resultado me contenta y por eso lo comparto con ustedes. 

Waffle sandwich con huevo frito, tocineta y espinaca

Para 4 sándwiches

Ingredientes:

Para los waffles

 2 tazas de harina todo uso

2 cucharaditas de polvo de hornear

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

½ cucharadita de sal

1 ½ taza de leche

1 cucharada de azúcar

2 cucharadas de mantequilla derretida

2 huevos

Para los sándwiches

4 huevos

500g de tocineta

2 tazas de espinaca lavada

Preparación:

Precalienta el horno en 120ºC.

Precalienta la wafflera con un poquito de aceite vegetal. En un bowl bate los huevos junto con la leche, mantequilla y azúcar. En otro bowl mezcla la harina con el polvo de hornear, bicarbonato de sodio y sal. Agrega los ingredientes líquidos a los secos y mezcla bien. Cocina las waffles y mantenlas calientes en el horno.

Mientras tanto cocina las tocinetas y por último los huevos fritos. Rellena cada sándwich con tocineta, un huevo y espinaca, utilizando un segmento del waffle para la base y otro para la tapa. Sirve con un poco de syrup de maple si le quieres poner un toque dulce a tu vida.