Pappardelle de pimienta, pollo y kale crispy

Pappardelle de pimienta, pollo y kale crispy

Hace muchísimo tiempo que no como en Mokambo (un restaurante muy conocido aquí en Caracas), pero antes iba a cada rato y recuerdo que siempre pedía lo mismo: Pappardelle a la pimienta. Eran unas pastas cremosas muy ricas hechas con tiritas de carne y julianas de vegetales, si mal no recuerdo. Hace poco pasé por Madame Blac, la tiendita que queda en el mismo restaurante, y vi que vendían los pappardelle de pimienta para hacerlos en casa. Obviamente no recuerdo suficiente el plato como para tratar de recrearlo, pero sí quise hacer unas pastas inspiradas en aquellas que solía comerme en Mokambo y que me encantaban.

Hice estos pappardelle con pollo, kale crujiente y limón que resultaron ser un plato súper interesante y a la vez fresco y rico. Utilicé dos ramitas de kale de Mi Barranco, una tiendita de vegetales y productos frescos de producción artesanal. Yo soy fanática. Si todavía no los conocen hagan su primer pedido ya a través de su página web que todo les llega a sus casas.

Esta pasta se cocina rapidísimo, prácticamente es meterla en el agua hirviendo y sacarla. Se termina de cocinar todo junto en el sartén en donde se cocina el pollo. Yo la quise hacer un poquito cremosa por lo que utilicé una cucharada de crema de leche con un chorrito de limón. La templé con un poquito de agua de la pasta y luego la mezclé en el mismo sartén. Se saca el kale del horno, se coloca encima y listo.

Pappapardelle de pimienta, pollo y kale crispy

Ingredientes:

1 paquete de pappardelle de pimienta

1 pechuga de pollo picada en tiritas

½ cucharadita de ajo en polvo

Sal y pimiento al gusto

2 ramas de kale

1 cucharada de crema de leche

½ limón

1 cucharadita de ajonjolí negro

 Preparación:

Precalienta el horno a 210º. Lava bien las hojas de kale, sepáralas del tronco y pícalas groseramente. Colócalas en un latón con una lámina de silicona antiadherente, rocíales aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Hornea de diez a quince minutos o hasta que las hojas estén crujientes. Sácalas del horno.

Sazona las tiritas de pollo con ajo, sal y pimienta. Cocínalas en una sartén con un chorrito de aceite de oliva hasta que estén bien cocinadas por dentro y doradas por fuera. Mientras tanto calienta agua en una olla, añade sal al gusto y una vez que hierva cocina la pasta de dos a cuatro minutos. Descarta el agua menos una cucharadita y añade la pasta al sartén con el pollo. Con la cucharadita de agua templa un poco la crema de leche y el limón. Añádela al sartén y mezcla bien. Agrega el kale y sirve con ajonjolí y más limón.